Saltar al contenido

¿Imaginas poder regenerar una extremidad amputada? El ajolote es capaz

regeneracion ajolote

Siempre habíamos pensado que la capacidad de regenerar partes de tu cuerpo perdidas por un accidente era algo irrealizable… un poder que solo tienen los superhéroes de las películas. Pero la naturaleza no para de sorprendernos. ¿Imaginas ser como el personaje de ficción Deadpool? Prepárate, porque cuando te contemos lo que es capaz de hacer el ajolote, vas a flipar.

Un hallazgo histórico

Al principio del descubrimiento del ajolote, allá por el año 1798, de la mano de científicos como Shaw y Nodder, era evidente la poca cantidad de población que había de estos animales, por lo que, los científicos, estudiaron su papel en esas masas de agua donde se encontraban, y dieron con una propiedad de estos animales impresionante. Descubrieron que este animal tiene propiedades regenerativas, que le permiten reconstruir no sólo la totalidad de sus extremidades, sino también su piel, partes de órganos tan importantes como son el cerebro o el corazón, e incluso ¡¡la médula espinal!! Si ya te parecía misterioso el hecho de que las lagartijas regeneren sus colas, imagínate cuán sorprendente es el hecho de poder regenerar cualquier parte de tu cuerpo lesionada, sean huesos, músculos o nervios. Alucinante, ¿eh?

Este hallazgo llevó a los científicos a querer descubrir mucho más sobre los axolotes y, por ello, iniciaron un proyecto para salvar a esta especie tan simpática de animales de la extinción.

Más recientemente se ha encontrado otra característica espectacular del ajolote, la cual parece ser la causa de su capacidad regenerativa: su genoma contiene 32 mil millones de pares de bases de ADN, es decir, 10 veces superior al número de pares que tiene el genoma humano y el más grande de todos los reinos de seres vivos antes encontrados.

¿Desde cuándo conoce el humano realmente estas propiedades de los ajolotes?

dibujo ajolotes

Con el tiempo, los expertos observaron mediante estudios que estas propiedades ya las conocían las civilizaciones de mayas y aztecas, los cuales utilizaban a estos anfibios como comida, e incluso como mascotas. Una prueba importante de ello es el origen del nombre de ajolote, que, según cuentan las leyendas difundidas a través de generaciones, se remonta a la mismísima época de los mayas y aztecas.

No en vano, el ajolote ha sido desde hace muchísimos años, y sigue siendo, uno de los animales más “venerados” por el pueblo mexicano, llegando a ser considerados como parte intrínseca de la identidad nacional mexicana. De hecho, es prácticamente el animal más emblemático de México.

¿Servirá para algo este descubrimiento?

Aún es pronto para aventurarnos a afirmar que este hallazgo será útil para el ser humano, pero de lo que sí está segura la comunidad científica es de que es un descubrimiento sin precedentes con un futuro muy prometedor.

La primera piedra de la investigación ya está puesta. Ahora solo queda avanzar en el estudio de las células y mecanismos responsables de esta característica tan esperanzadora para enfermedades y lesiones hasta ahora irreversibles.

La mala noticia es que el ajolote salvaje se encuentra en la UCI, apunto de desaparecer de su hábitat natural. Por eso, antes que nada, debemos ponernos las pilas y frenar la extinción de este fascinante anfibio, por su propio derecho a vivir y por el futuro de las investigaciones más esperanzadoras que hayan existido nunca.

foto ajolote